Sobre mí

Resulta complejo escribir sobre una misma. Más cuando en este espacio el/la protagonista eres tú.

Siempre firmas en minúsculas, me suelen decir. No es algo consciente, aunque es cierto que me gustan las minúsculas, me conectan con los momentos decisivos de la vida. Vivimos en una sociedad de rotundas mayúsculas, protagonismos vacíos, selfies, distracciones, prisas, superficialidad; todo parece orientado a sacarnos de esas preciosas minúsculas. Yo creo que la vida se nutre precisamente de eso, de discretas y valiosas minúsculas, momentos de intimidad, de serena presencia y de eso que llamamos felicidad y que yo prefiero etiquetar como satisfacción. ENLACE a post felicidad.

Estoy aquí porque un día mi vida se tambaleó. Tenía lo que se llama una vida bien estructurada cuando decidí ser madre. Mi maternidad, a pesar de ser tan consciente, me sorprendió haciendo tambalear algunas prioridades y valores, al tiempo que mi carrera profesional daba una vuelta campana que me hizo cuestionarme todo. Tsunami vital. Fue un camino tortuoso, uno de esos túneles de la vida de los que no sabes cuándo vas a salir, ni mucho menos cómo. Pero salí, sí. Renovada, fortalecida, consciente y totalmente en conexión con mi propósito vital.

Y por eso me encuentras aquí. Estoy aquí para ti. Quiero ofrecerte recursos útiles e inspiración que te ayuden a navegar la vida cuando llegan esos momentos de tsunami y desconexión personal. Recursos e inspiración para vivir tu vida llena de sentido y a pleno pulmón, sin sacrificar tu bienestar emocional.

“La historia de tu vida
siempre será imperfecta.
Esa es su naturaleza:
estar siempre incompleta,
siempre sujeta al tiempo
y al cambio.”

No siempre me dediqué a esto.

Llegué aquí tras destrozar algunas maletas pateándome el mundo con grandes retos y mucha ilusión. 25 años como responsable de exportación de una empresa industrial me dieron para pisar a fondo cuatro continentes y trabajar con clientes de culturas, razas, religiones y estratos sociales muy diferentes, desde pequeñas empresas familiares a grandes corporaciones.

Entre tanta diversidad siempre me fascinó observar a personas tan distintas viviendo experiencias humanas tan similares. Distintas personas, mismas inquietudes. Tanto me maravillaba, que cuando la maternidad cambió mi mundo, me lancé a profundizar y formarme en el desarrollo de personas. Y, nadie te avisa, pero ese es un viaje del que no es posible regresar como empezaste. La transformación personal que viví no me dejó otro camino que dar el salto a un nuevo campo profesional. Un salto sin red, pero consciente.

Formación.

Más allá de los títulos que me avalan o del número de personas que he podido acompañar, creo que lo que más importa es si voy a poder acompañarte a ti.

Además de todo lo aprendido en universidades, libros y experiencias formativas, que es mucho, no quiero dejar de mencionar la gran maestra que ha sido la observación de mi propia vida.

Experimentar la futilidad de las cosas que no puedo cambiar, reconocer qué emociones, cómo y por qué afloran, aprender de las relaciones vividas, comprender mis mecanismos de respuesta automática (enlace BLOG) y encontrar el valor para elegir y actuar de forma diferente, han sido experiencias vitales que han formado lo que soy como persona y profesional.

Sobre todo, no pierdas de vista que ni aquí ni en mi curriculum hay nada que merezca que olvides que aquí la/el protagonista eres .


Hablemos, cuéntame tus inquietudes.

Utiliza el cuestionario y te responderé personalmente.

Me gustaría recibir información sobre este servicio y suscribirme a las novedades de tu blog.

He leído y acepto la política de privacidad y de cookies. (*Campos oblogatorios)

NEWSLETTER

Para rebeldes que creen en su futuro y no se conforman con vivir a medias.
“Hablo sobre inteligencia emocional, consciencia corporal,
comunicación consciente y bienestar relacional.”